entrada-10

Desvirgando a mi chica, esta jovencita tiene tantas ganas de pasar al lado oscuro. Que me pide que la desvirgue con pasión, pero cuidadosamente ya que no ha echo nunca nada. Así pues hago que ella se sienta cómoda, viendo como mama mi polla hinchada con pasión. Para penetrarla lenta y tranquilamente, viendo que el dolor se pasa al instante, dejando reflejado en su cara el placer que esta sintiendo con cada estocada que le doy. Hasta corrernos de placer en un orgasmo increíble.